ENVIO GRATIS A TODA ESPAÑA

Boinas… Siempre!

boina roja en cesto y botas rojas sobre leña

Las Boinas estilo francés son la última tendencia para mantener lejos el frío,

de muchos colores, en lana o fieltro… las boinas conquistan.

Pero ¿cuál es su origen?

En una pequeña escultura que se remonta a la Edad del Bronce, procedente de Cerdeña (Isla de Italia), aparece un hombre con boina: es el origen de la boina, el precedente más antiguo de esta prenda que tiene tras de sí más de 4.000 años de historia.

boina color morado estilo frances
Boina Parisien Morada

El mundo mediterráneo, pues, parece haber sido su primer escenario, ya que no solo fue un tipo de gorra o sombrero masculino propio de Cerdeña sino también del oeste de España, donde parece que se utilizó en tiempos muy antiguos.

Hay que destacar que la gran utilidad de su empleo hizo de la boina un objeto de interés universal. Ya se utilizaba en el siglo XI a.C. en Dinamarca, como se deduce de los restos arqueológicos de Guldhöi, en los que se pudo observar como uno de los esqueletos exhumados aún conserva puesta en su cabeza la boina con la que falleció. Del mismo modo, en Austria ha sido encontrada esta prenda en uno yacimientos arqueológicos que datan del siglo VIII a.C.
Pese a que ni griegos ni romanos emplearon esta prenda, sí la conoció la tradición occidental medieval. Muestra de ello es la interesante obra alemana Speculum Virginum del siglo XII, donde encontraremos a unos alegres agricultores que se tocan la cabeza con boina mientras trabajan en el campo.
De que fue una prenda de abrigo muy utilizada en la Europa medieval y renacentista dan fe las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio (1221 – 1284), entre cuyas ilustraciones se pueden ver a hombres con una boina que incluso tienen ya el famoso rabillo o txurtena en lo más alto.
chica con boina francesa y tazaEl gusto por vestir con boina nunca decayó.
En algunos cuadros de las primeras décadas del XVI del alemán Hans Holbein el Viejo (1465 – 1524), aparece la boina sobre la cabeza de alguno de los personajes por él retratados. Como por ejemplo, el cuadro del poeta Nicolás Bourbon (1500 – 1550), donde el personaje lleva una boina casi idéntica a la de nuestros tiempos.
Esto demuestra que su uso no era solo de la gente rural o del pueblo, sino muy del gusto también de la nobleza. Prueba de ello es la predilección que por la boina tenía el conocido Conde de Surrey (1517 – 1547), retratado también por Holbein.
Aparte de lo comentado anteriormente, en las puertas del Hospital del Rey, obra civil del siglo XVI de la ciudad de Burgos, se puede observar una escena de peregrinos que cubren sus cabezas con boinas muy amplias sobre las que han colocado las famosas conchas del peregrino del Camino de Santiago.
boina color rojo lana fieltrada estilo frances parisien
Boina Parisien Roja

Del mismo modo, también en España, existe constancia documental de que en el siglo XVII la boina o txapela era ya popular dentro de las tres provincias vascas y también en gran parte del reino de Navarra.

El pintor español Francisco de Goya (1746 – 1828) plasmaba a menudo personajes con boina en el siglo XVIII y XIX, sobre todo en su Tauromaquia (serie de 33 grabados). También se sabe que entre los guerrilleros que hicieron frente a la francesada (en la Guerra de Independencia Española), la boina era prenda muy popular.

Posteriormente, los generales carlistas la convirtieron en una especie de símbolo, caso del general Tomás de Zumalacárregui (1788 – 1835), cuya esposa (doña Pancracia) le bordó más de una de aquellas chapelaundi, pasando este sombrero o gorro a ser prenda representativa del carlismo, por lo que el general Baldomero Espartero (1793 – 1879) la prohibió en el año 1838. Ciertamente, hacía muy poco tiempo que la boina se había introducido en aquellas provincias, donde arribaron desde Castilla y que posteriormente pasarían a Portugal y Cataluña.

chica con boina pintando en el campoTambién “salto” al otro lado del Atlántico y en muchos países de América Latina era popular su uso. Uno de los mayores exponentes fue Ernesto Guevara, más conocido como Che Guevara, que casi siempre portaba una boina en su cabeza.

Hasta tal punto se empleaba esta prenda que la fábrica de boinas tolosana de Elósegui confeccionaba antes del inicio de la Guerra Civil española nada menos que 45.000 boinas al día.

Lo más curioso de esta singular prenda del tocado masculino es que durante sus más de 4.000 años de historia no ha variado mucho respecto a su uso y forma, ya que el margen para la evolución es estrecho por reducirse al perímetro de la cabeza del usuario.

De hecho, existe un simpático club o hermandad de la boina fundado en la ciudad española de Cuenca, que cuenta con himno, estatutos y cofrades, al que podría haberse unido con identidad de derechos el hombre del Neolítico.

boina color gris estilo frances parisien
Boina Parisien Gris

A la cofradía de la boina, citada, perteneció el cómico Miguel Gila (1919 – 2001), de quien se cuenta la siguiente anécdota:

Visitando el humorista la ciudad de Nueva York tuvo noticia de que ciertos grandes almacenes de la urbe ofrecía un premio substancioso a quien pudiera nombrar un artículo que no se vendiera en ella.

Gila concursó proponiendo que la prenda que seguro no vendían era la boina… y ganó, porque en efecto, no la tenían a la venta.

Pasando ya a tiempos menos lejanos, algunos deportistas famosos como el tenista francés René Lacoste (1904 – 1996) contribuyeron a su popularidad utilizándola asiduamente.

También fueron muchos otros los deportistas de principio del siglo XX a los que les gustaba llevar este tipo de gorra sin visera.

Incluso se ha podido ver más recientemente formar parte del uniforme oficial de los deportistas de algunos países en su participación en alguna edición de los Juegos Olímpicos.

boina color camel lana estilo paris
Boina Parisien Camel

También es curioso cómo en las décadas de 1920 y 1930 se impuso la boina como prenda emblemática entre los directores de cine de Hollywood. Cualquier director que se preciase en esa época calzaba uno de estos complementos.

Destacar del mismo modo la enorme cantidad de actores y actrices que han sido fotografiados llevando boina o se les puede ver en multitud de películas con ella. Ya sea interpretando a soldados cuyo uniforme incluye la boina (boinas verdes, boinas azules, boinas rojas), films de época o que representan a personajes famosos.

 

En cuanto a la etimología de la palabra boina, es claro que está relacionada con bonete; del bajo latín abonnis, de donde deriva el francés bonnet = gorra. En cuanto a nuestra boina, procede acaso de una voz aragonesa arcaica no documentada: boñe, resultado natural de abonnis tras la aféresis de /a-/.En Andalucía, Murcia, Madrid y algún otro lugar de España, el acento se traslada a la /í/:boína, rompiendo así la sílaba /boi-/.

 

Nos quedamos muy sorprendidas con la historia de este complemento tan versátil,

especialmente porque siempre ha estado ligada a los hombres y su uso por parte de las mujeres es relativamente reciente, asi como su amplia gama de colores disponibles, 

esperamos que os haya resultado interesante, Hasta Pronto guapas!

boinas de colores dentro de maleta antigua

Fuentes

Texto: https://www.curiosfera.com/historia-de-la-boina/

Fotos: Fotos de producto , de boinas fotografiadas individualmente : propiedad de Ayalga Vintage,

Todos los derechos reservados.

Fotos de modelos con boinas y maleta con boinas: Pixabay.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies